Artículos

Inicio
Manifiesto
Fundadores
Integrantes
Eventos
Historial
Artículos
Estatales
Sitios de Interés
Contacto
Reporte_Ec
 
Usmint
Usmint
Ludwing Von Mises Institute
Moneda de Plata
Le Metropole Cafe
The Golden Sextant
Silver Investor
Gold Eagle
Moneda de Plata para Mexico

 

Onza de plata 'Libertad'

PROPONE SALINAS PRICE EMITIR MONEDAS DE PLATA COMO FORMA DE AHORRO POPULAR

+La quiebra de Estados Unidos le impedirá financiar guerras, dice el presidente de Pro-Plata

Por Norma Lydia Vázquez Alanís

“Estados Unidos quiere salvar su economía, que está en una severa crisis, emitiendo más dinero, pero el imperio está quebrado y no podrá seguir manteniendo guerras; los países árabes y China están intentando salvar al sistema financiero estadounidense que ahora es insolvente, pero no va a ser posible porque las ventas al detalle demuestran que los consumidores comienzan a retirarse del mercado”.

Así lo planteó ante periodistas el presidente de la Asociación Cívica Mexicana Pro-Plata AC, Hugo Salinas Price, y explicó que a Alan Greespan le pareció muy buena idea dar hipotecas a cualquier ciudadano de Estados Unidos, aunque no tuviera fondos, y ahora la mayoría de los que recibieron este instrumento financiero están en mora y sus casas valen menos que sus hipotecas.

Invitado por el Club Primera Plana a su segunda sesión-comida de 2008, el también presidente honorario de Grupo Electra explicó que e stas situaciones se presentan cuando se promueve un dinero que no tiene un respaldo, como el papel, pues ello lleva a las economías a la debacle.

R ecordó que esa caída financiera en el mundo se inició con la Primera Guerra Mundial, pues antes de 1914 el dinero estaba respaldado por oro y plata; incluso los nombres de las monedas en todo el orbe correspondían a la cantidad de metal que tenían.

En esa época el peso mexicano contenía tres cuartos de gramo de oro puro y el dólar dos veces más, pero la conflagración obligó a suspender el curso del oro para que circulara papel moneda, el cual llegó para quedarse, comentó el empresario.

Esta situación ha llevado a Salinas Price a considerar que l a plata debería convertirse en un instrumento financiero de ahorro popular, a través de su acuñación como moneda, sin valor nominal grabado, que pueda circular como dinero real, pero sin el riesgo de devaluarse.

Así, desde 1995 se ha dedicado a difundir ampliamente su propuesta para que la moneda de plata circule en forma paralela y complementaria al peso fiduciario, pues opina que ello fortalecería la economía popular, la unidad política y el orgullo nacional.

Ante los socios del Club Primera Plana, el empresario habló de la conveniencia de poner en circulación la plata mediante una moneda como la onza “Libertad”, de 1983, que no tiene valor grabado, a la cual en Banco de México daría dar una cotización todos los días.

Comentó que esto contribuiría a reducir el creciente consumismo, que nace porque no hay buen dinero para ahorrar, como la plata, cuyo valor es intrínseco.

Hoy en día, sostuvo Salinas Price, el consumidor está en manos de los bancos y sus créditos, en virtud de que no encuentra un incentivo para ahorrar en el papel moneda, el cual carece de respaldo y se devalúa.

El presidente de Pro-Plata reveló la clave para que la moneda propuesta pueda entrar en circulación, sin salir de ella: que el Banco de México le atribuya un valor nominal que pueda acrecentarse cuando el precio de la plata suba, pero que no disminuya si sucede lo contrario, para que así deje de ser mercancía y se convierta en dinero de manera indefinida.

El también autor de tres libros sobre el tema, aconsejó que el Estado tome medidas para regresar a la plata como refugio de la crisis monetaria que ya enfrenta México, porque ahora la clase pudiente busca invertir en acciones de la Bolsa de Valores, pero las clases necesitadas no tienen refugios financieros ante la inflación; la plata, aseguró, es una opción para ayudar a paliar las vicisitudes del papel moneda y mantener la paz social.

Entre las actividades de la asociación que preside Salinas Price, destaca la iniciativa presentada ante el Congreso de la Unión para modificar la Ley Monetaria e institucionalizar la onza de plata “Libertad”, a fin de que circule de forma permanente como dinero. Esta propuesta que ha logrado consenso entre todos los partidos.

Sin embargo, el Banco de México se ha resistido a ella argumentando que la moneda de plata puede ser falsificada, lo que si bien es cierto, se trata de un delito ya tipificado y es irrelevante en comparación con la gran cantidad de billetes falsos que hay en circulación, además de que no constituye una razón suficiente de cara al enorme beneficio que ofrece a la población.

Salinas Price hizo un recuento de la historia monetaria de México con piezas que circularon durante 300 años, y dijo que a partir de la Revolución Mexicana las monedas de curso legal comenzaron a reducir su contenido de plata; en 1917 el peso pasó de 24 gramos de plata a 14, en 1920 ya sólo tenía 12 gramos, mientras que para 1945 únicamente tenía 007.20 gramos y en 1957 nada más le quedó un baño de plata de 00.1gramos.

Finalmente, relató el intento de José López Portillo durante su presidencia, por lograr que la onza pura de plata tuviera una cotización del Banco de México, pero a nadie se le ocurrió que para que la onza se volviera dinero, una vez emitida no disminuyera su valor.

Por eso fracasó la moneda, pues las variaciones del precio de la plata al alza o a la baja hicieron perder dinero a la gente, lo cual no sucedería con la iniciativa que él propone.

 

 

Inicio | Manifiesto | Integrantes | Noticias | Artículos | Sitios de Interés | Contacto